Antolín Dávila

Antolín Dávila Gran Canaria Narrativa
Gran Canaria, 1952. Graduado Social diplomado, profesor de EGB y administrador de Fincas. Profesionalmente ejerce como tesorero y graduado social en la Administración Local. Premio de novela Benito Pérez Armas de Edición (1989). Finalista en el premio de novela Benito Pérez Armas en sus ediciones de 1986 y 1998. Finalista en el premio de novela Ateneo de Valladolid (1986). Finalista en el premio de novela Pérez Galdós (1988). Premiado en el II Concurso de guiones radiofónicos de RNE con el programa de carácter músico-literario Grafías al viento (1986). Ha escrito y presentado programas de radio tales como el mismo Grafías al viento, Conozcamos nuestra tierra, Narraciones al atardecer, Música y Poesía, Diálogos de nuestra tierra y América canta, entre otros, así como escrito y leído en el mismo medio numerosos cuentos literarios. Articulista ocasional en la prensa local.
http://www.antolindavila.cjb.net
antolindavila@wanadoo.es
Obra del autor
Una orla para todos Narrativa
En el pueblo de Valle de Arriba las miserias humanas afloran por doquier. Alcaldes, políticos de poca monta, curas, monaguillos, médicos, farmacéuticos, policías municipales, los bobos por idiotas, los listillos por ignorantes y lugareños más o menos anónimos conforman la existencia del pueblo y sustentan, a duras penas, los pálpitos vitales de ellos mismos, quizás para no sentirse muertos, quizás para olvidarse de que viven.
La calle de la concordia Narrativa
Hombres y mujeres de diferentes cataduras, llegados al lugar en diferentes avenidas, conforman un mundo cerrado que toma lo externo como punto de referencia, siendo la propia calle ciega de La Concordia quien se convierte en el macropersonaje de toda la trama, donde una casa de prostitución junto a una iglesia realzan las alegrías y las miserias de todos.
El cernícalo Narrativa
Veintiún días seguidos lloró el niño Moisés Galindo al nacer, hasta que a su abuelo, Roquito Sánchez, se le ocurrió amamantarlo con la leche de su gran amor, una burra. Un año estuvo encerrado Moisés, odiado por su abuelo y olvidado por sus padres, pero cuando recuperó la libertad encontró al mejor aliado y amigo que se podía tener: un cernícalo que cumplía sus instrucciones a rajatabla. Pero el cernícalo desapareció bajo los disparos de Roquito, y el niño también.
El roble del olvido Narrativa
Nunca las palabras de un padre rudo, dichas bajo la sombra de un inmenso roble, marcaron tanto a un niño. Ese niño, más tarde, se convierte en diputado de las primeras Cortes Generales y logra empuñar el arma que tanto ansiaba, el poder, para dar satisfacción a su resentimiento, pero se olvidó de que la muerte lo esperaba en el lugar más insospechado.
Alguien cabalga sobre su seno Narrativa
Nadie supo de la existencia de un seno tan peculiar, sobre el que un hombre quería cabalgar para sentir la felicidad. Además, en algún momento, aquel seno tuvo que ser parte de un vientre preñado, porque de otra manera no podía explicarse que Eustaquio, el corcovado, llevara en su joroba a su hermano gemelo, o tal vez fuera un perro muerto.
El eucalipto azul Narrativa
Belisario Padrón, escondiéndose tras el vaso, se encontraba atrapado entre las ramas del eucalipto que presidía la entrada de la calle Lenta intentando alcanzar su cima para poder decidir, y cuando llegó, distintos matices envolvieron todo en una tonalidad azul, fría, como la misma muerte.
La sombra de los grillos Narrativa
Allí, la vida era una jaula de grillos, donde Juan de los Santos sufría su matrimonio con Carmela del Rosario mientras la mujer de su vida, Armanda, al fin, aprendió a hacer un hijo, pero con otro hombre.
El amigo de humo Narrativa
En torno a la ferretería “El clavo ardiente”, el profesor don Juan de los Santos y el vividor y maestro albañil Edelmiro dirimen sus diferencias a golpe de palabra, unas doctas y otras ignorantes, hasta que la amistad de los dos quedó montada en el humo de un cigarrillo donde se añoraba uno al otro sin poderlo evitar.
Una rosa en la penumbra Narrativa
Antuán Constantino, el hombre ya solterón y cincuentón que nació en tiempos de la guerra de Corea como consecuencia de otra guerra más importante, la que se libró en el barrio de Canterías, entre la decana de las prostitutas Magdalena la Magna y el putero Victoriano Constantino, por la violación de su madre y su propia fecundación, recibió un beso efímero de la única mujer que supo amar, Helga Tarbonano, y la existencia se le viró al revés.
El caudillo de las sombras Relato
Serie de veinticinco cuentos que empieza por “Dónde está el muerto” y finaliza con “Con los pies por delante”, donde la vida y la muerte se confunden.
La feria de los lindos sueños Relato
Cincuenta y seis cuentos de los que se desprende la convicción de que el sueño, en sus múltiples formas, entre las que destaca la lectura, es uno de los medios más efectivos para enfrentarse a la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *